En este momento estás viendo Todo sobre el forjado tipo sandwich

Todo sobre el forjado tipo sandwich

Saber qué es el forjado de tipo sandwich es imprescindible para nosotros si pertenecemos al grupo de empresas constructoras, aunque también es conveniente si simplemente nos interesa el área. Para conocer bien estos mecanismos, tenemos que aprender a distinguir las partes de los forjados de sandwich y las características que tienen. Asimismo, podremos profundizar en la manera en la que se deben colocar, las ventajas o inconvenientes que vamos a encontrar a la hora de disfrutar de su instalación, etcétera.

¿Qué es un forjado tipo sandwich? ¿Cuántas partes tiene?

Los tipos de forjado más famosos y utilizados son los que más comúnmente podemos ver en las edificaciones. Son unidireccionales, reticulares, con huecos en el cuerpo o con chapa colaborante. Sin embargo, los forjados de tipo sándwich no se conocen tanto y están comenzando a ampliar su uso. Estos, como otros forjados, cuentan con una parte resistente y otra que es aligerante.

Jaesso Construcciones: características del forjado tipo sandwich

La primera se compone de hormigón (alrededor de 7 cm) que tiene una armadura que sale hacia dos direcciones, que son las estructuras sólidas que conectan las capas. La parte aligerante se compone de EPS (Poliestrireno Expandido), con tamaños diferentes que se adaptan a los huecos existentes en los nervios y que tienen siempre una forma de cubo.

Es decir, en realidad no vamos a encontrar muchas diferencias funcionales con respecto a otros forjados. Sin embargo, el hecho de que el material aligerante sea EPS nos va a permitir abaratar muchos costes y dedicar menos tiempo a la colocación de estos forjados. Los cubos de poliestrireno son muy fáciles de trabajar, nos llevará poco tiempo y además son mucho más económicos que otros materiales habituales en forjados tradicionales.

Características técnicas de los forjados de tipo sándwich

La equivalencia de este tipo de forjado es el de uno bidireccional, que reparte las cargas para no sobrecargar los muros. El beneficio que encontramos es que vamos a poder modelar a nuestro antojo las piezas que aligeran la carga, de forma y manera que conseguiremos sin problemas separar los apoyos y agrandar los vuelos. En estos espacios podemos colocar otras instalaciones, como las bajantes de aguas. Por lo tanto, ganaremos espacio y lograremos una estructura mucho más cerrada y bonita sin esfuerzos.

Por otra parte, una de las principales indicaciones técnicas de su colocación es el tipo de sellado de las capas del forjado. En este caso, el material es el hormigón y los límites entre capas quedan completamente cosidos. Así, el acabado es de la mayor calidad posible y dura en perfectas condiciones mucho más tiempo. Al no estar sobrecargado, tampoco aparecen grietas ni desperfectos que deterioren su estructura. Es decir, sus características técnicas ofrecen un forjado seguro, resistente y de larga duración.

Jaesso Construcciones: instalación forjado tipo sandwich

Instalación de los forjados de tipo sandwich

Los forjados de tipo sándwich se instalan de la misma forma que los tradicionales. Por lo tanto, no vamos a necesitar nuevas indicaciones ni otros profesionales. Lo único que hay que tener en cuenta es el peso (durante el vuelco de la parapasta) y que cuando se acabe el encofrado deberemos colocar el mallazo inferior del sistema. Otra característica técnica es la colocación de los nervios, entre los que diferenciaremos los primarios de los secundarios: principales o cargas menores.

En definitiva, podemos realizar el forjado de tipo sandwich sin ningún problema si estamos acostumbrados a los tradicionales. Si tenemos dudas en algún paso, conviene solventarlas antes de seguir con el procedimiento. De esta manera, conseguiremos un acabado perfecto con un forjado de alta calidad, que ha llegado para abaratar los costes de nuestro trabajo. Sin duda, ya solo por eso, conviene conocerlo más a fondo.