En este momento estás viendo Todo sobre la ventilación de doble flujo

Todo sobre la ventilación de doble flujo

Las exigentes normas energéticas a las que nos enfrentamos, que tienen el fin de reducir el número de emisiones de CO2 a la atmósfera, nos imponen cada vez más la necesidad de instalar sistemas más eficientes y ecológicos. De la misma forma, también lo hace la necesidad de ahorrar energía. En este caso queremos hablar de la ventilación de doble flujo, ya que cumple ambos aspectos. En este post explicaremos qué es, cómo funciona, las ventajas que aporta y los aspectos a tener en cuenta.

En qué consiste la ventilación de doble flujo

Con el objetivo de consumir la menor energía posible, pero sin renunciar a conseguir un bienestar óptimo y de confort en el interior de los edificios, ponemos en escena este tipo de ventilación tan utilizado por empresas constructoras, como la nuestra, a la hora de levantar, entre otros ejemplos, villas de lujo.

Su mecanismo se caracteriza por extraer, a través de conductos regulados situados en espacios húmedos como cocina o baños, el aire viciado del interior de los edificios y renovarlo por aire nuevo que proviene del exterior y que introducimos en cada espacio del edificio o vivienda.

¿Cómo funcionan los sistemas de ventilaciones de doble flujo?

Jaesso Construcotres: ventajas ventilación inteligente

La pieza fundamental de este método de ventilación inteligente es la unidad que se encarga de introducir el aire en la vivienda y de expulsarlo cuando sea necesario, gracias al recuperador de calor. Este funciona a través de un ventilador extractor, que atrae el aire exterior, y otro de impulsión, que expulsa el aire de dentro hacia fuera.

Durante el funcionamiento de este sistema, los conductos de entrada y salida de aire se cruzan en esta unidad y se produce un intercambio de temperatura entre los flujos de aire cálidos y fríos, pero sin que se llegue a producir ninguna mezcla de aire de diferente temperatura. Es decir, el aire se calienta o enfría sin presentar un consumo extra de energía. De esta forma, se consigue una optimización para obtener resultados de confort y eficiencia energética ejemplares, sin necesidad de recurrir a métodos tecnológicos desorbitados.

A día de hoy, encontramos dos tipos de sistema de doble flujo en el mercado. Los compactos se caracterizan por disponer de ventiladores acoplados al recuperador y tienen un coste menor. Los independientes, por el contrario, tienen ambos elementos separados.

¿Qué ventajas aporta este sistema de ventilación inteligente?

Comparándolo con sistemas como el aire acondicionado o el método tradicional de ventilación por apertura de ventanas, este de doble flujo destaca por realizar un consumo energético mucho más reducido, eliminar los problemas acústicos y sacar el máximo rendimiento a la instalación.

Esta, como hemos mencionado, se basa en utilizar el aire natural para configurar el método de ventilación y temperatura en función de las condiciones térmicas del interior de la vivienda o edificio. Podríamos decir, por tanto, que se adapta perfectamente a nuestras necesidades, utilizando la energía de forma inteligente y reduciendo los costes de suministro. De hecho, a modo informativo, diremos que su uso tiene un gasto similar a la posición stand by de un televisor. Es decir, extremadamente mínimo.

Por otra parte, debido al uso de filtros de aire de calidad, este método ofrece un aire más limpio. Este punto es indispensable, sobre todo, para las personas que tengan problemas de alergias o molestias respiratorias.

En conclusión, la ventilación de doble flujo garantiza la calidad del aire interior con una renovación constante, pero trabajando con un sistema que ofrece un importante ahorro energético. No debemos olvidar que ventilar es fundamental, pero debemos realizarlo de la forma más adecuada posible para aprovechar la ventaja energética.

Jaesso Construcciones: sistema de ventilación de doble flujo