En este momento estás viendo Todo sobre el suelo radiante

Todo sobre el suelo radiante

El suelo radiante es considerado como un complemento del hogar para villas de lujo por muchas personas. Sin embargo, una constructora en Málaga nos puede explicar por qué este pensamiento tan común está equivocado. En realidad, los suelos radiantes simplemente son diferentes tipos de sistemas menos comunes, pero igual de eficaces y no más caros en su mantenimiento. Obviamente, sí hay lugares mejores y peores para contar con este tipo de calefacción radiante por el suelo.

¿En qué consiste un suelo radiante?

La climatización radiante basa su funcionamiento en una especie de red larga de tuberías plásticas. Estas son las que llevan agua caliente por debajo de todo el pavimento que pisamos. Recorren todas las estancias en donde hayamos instalado este sistema de calor o frío. Por lo tanto, estamos literalmente pisando la calefacción.

Jaesso Construcciones: suelo radiante villas de lujo

Debemos tener en cuenta que esta circulación de calor sube, porque el calor sube siempre al ser más denso. Por lo tanto si queremos calentar la casa, al hacerlo desde el suelo no desperdiciamos ninguna energía. Si lo que usamos es el suelo radiante para enfriarla durante el verano, el frío baja y no será tan rápido o eficaz, pero también cumplirá el efecto.

Además, tenemos que tener en cuenta que nuestra percepción de la temperatura viene muchas veces por los pies. Por eso es tan bueno para la mayor parte de las personas. El consumo energético es mucho más bajo que en otros sistemas de calefacción. Sin embargo, tiene un elevadísimo rendimiento de uso y lo podremos disfrutar durante muchos años. Si tenemos niños, que muchas veces están jugando en el suelo, es una opción perfecta. ¡También lo es si nos gusta andar descalzos!

Además de todas estas características, está considerado como un sistema de energía más renovable que la mayor parte de los frecuentes. También nos ayuda a liberar metros cuadrados del espacio visible, porque no ocupa ni en el techo ni en las paredes. Por otra parte, tiene la opción de usar el sistema con la modalidad de enfriamiento, por lo que estaríamos aprovechando la instalación para un uso durante todo el año. Finalmente, al no haber corrientes de aire, no se levanta polvo y no modifica la calidad del aire.

¿Dónde es más conveniente instalar suelos radiantes?

Sin lugar a dudas, los suelos radiantes deben instalarse en pisos o casas sin humedades en su base y en donde los sistemas eléctricos estén instalados en el techo o falso techo. Además, es conveniente instalarnos solo en el piso superior de dúplex o casas de dos pisos. Por último, también conviene tener claro que un suelo radiante funciona mejor en un lugar frío que cálido, porque su potencia para enfriar los días de más calor consume más energía que la empleada para calentar el espacio en invierno.

¿Cuáles son las principales ventajas e inconvenientes de estos suelos?

Entre sus principales ventajas, destacan su ecología, sistema limpio y eficacia. Algunos de los inconvenientes es que hay que levantar el suelo, no sirve para todos los edificios, las instalaciones requieren de conocimientos técnicos específicos y tiene un precio elevado.

A todas estas características, conviene añadir que la oferta de suelos radiantes no para de multiplicarse. En parte, estos procesos llevan a que cada vez haya más y, en consecuencia, sean más accesibles económicamente. De todas formas, a la larga, su precio compensa porque consume poco para aportar un gran poder de calor.

Jaesso Construcciones: climatización suelo radiante

En conclusión, un suelo radiante puede ser perfecto para nuestro hogar, pero debemos preguntarle a un profesional si nos lo recomienda. De esta manera, podremos sentirnos sin gastar más dinero al final del año como dueños de una villa de lujo.

Deja una respuesta